Aviso y Declaración de Derechos de la Novena Enmienda

Artículo IX, Constitución de los Estados Unidos

De acuerdo con la Novena Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos de América, yo, Dra. Olga L. Z. Cobian, afirmo y preservo los siguientes derechos naturales y otorgados por Dios:

Derecho a Convicciones Personales:

Reafirmo el derecho a mantener firmemente mis convicciones personales de que la sanidad-curación-regeneración del cuerpo humano es un don espiritual, basado en la fe y en conformidad con las Leyes Naturales divinamente designadas.

Estas Leyes Naturales abarcan un suministro equilibrado de nutrientes, de alimentos naturales, hidratación, ejercicio y hierbas, la eliminación adecuada de los desechos del cuerpo, la limpieza e higiene personal (tanto interna como externa), una vida emocional y espiritual armoniosa, la fe, una perspectiva mental positiva y el mantenimiento del equilibrio físico.

Derecho a Buscar Conocimiento:

Conservo el derecho a estudiar y continuamente lo hago porque es mi compromiso buscar conocimiento sobre estas Leyes Naturales en todas las fuentes confiables, incluyendo aquellas con puntos de vista diferentes de los de la medicina ortodoxa y convencional.

Derecho a Compartir Conocimiento:

Tengo el derecho de enseñar y compartir mis convicciones personales, experiencias y conocimientos relacionados con estas Leyes Naturales con otros, y constantemente lo hago, no he hecho ni hare representaciones falsas sobre mis creencias, educación, capacitación o experiencia.

Derecho a Proporcionar Productos y Servicios:

  1. a) Continuare siendo transparente con los demás, dejando en claro que mis creencias son convicciones personales basadas en mis estudios y experiencias y proveeré referencias de información compartida que tenga evidencia científica.
  2. b) Jamás he hecho ni haré afirmaciones exageradas, falsas o engañosas sobre los productos y servicios de salud que ofrezco, cada persona es diferente y los resultados varían, no generalizare.
  3. c) No afirmaré tener la capacidad de “curar” enfermedades, reconociendo que la verdadera “curación” depende de los poderes naturales de recuperación del cuerpo y del compromiso que la persona tenga con su proceso de sanidad.
  4. d) Proporcionaré una Declaración de Consentimiento Informado, aconsejando a las personas que busquen los servicios de médicos con licencia para cualquier enfermedad potencialmente grave o que ponga en peligro la vida.
  5. e) No usaré ni recomendaré productos o servicios que sé que son perjudiciales.

Derecho a Recibir Remuneración Financiera:

Tengo el derecho de ofrecer asesoramiento, consejos, educación, información, productos y servicios que, basados en mi investigación y experiencia, considero que beneficiarán la salud de las personas y recibir remuneración financiera por ello. Sin embargo, me abstendré de ofrecer medicamentos recetados, cirugía u otros productos o servicios de orientación médica.

Derecho a Usar Testimonios y Experiencias Personales:

Conservo el derecho de usar testimonios, experiencias personales e información escrita para educar a otros sobre los posibles beneficios para la salud de los productos o servicios que pueda ofrecer. Mi única preocupación es la salud y el bienestar de los demás, y proporcionaré una copia de este Aviso durante la consulta inicial a cada cliente.

Declaración Retroactiva:

Declaro que todos los derechos aquí retenidos se extienden retroactivamente a la fecha de mi 18 cumpleaños.

Conclusión:

La enumeración de estos derechos en esta declaración no debe interpretarse como una negación o desprecio de otros derechos retenidos por mí. Me reservo el derecho de modificar esta declaración en cualquier momento. Estos derechos, afirmados por causa razonable y justa, son declarados como preservados por el pueblo bajo la Novena Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, sin importar cualquier ley estatal o federal en contrario. En caso de litigio presentado por cualquier parte que se oponga a los derechos aquí declarados, un jurado plenamente informado, representando al pueblo, tendrá el derecho de modificar, anular o ampliar los derechos de la Novena Enmienda reclamados en este documento.